Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

Con motivo del Año de la Fe y dentro de los actos conmemorativos del 10º aniversario del Colegio, el pasado 18 de octubre Las Fuentes recibió la visita de don Juan José Omella Omella, obispo de Calahorra y La Calzada – Logroño. Más imágenes en la GALERÍA FOTOGRÁFICA

El programa comenzó a las 10.45 con la celebración de la santa Misa, a la que asistieron los alumnos desde 4º de Primaria a 2º de Bachillerato. En ella el obispo insistió mucho en la virtud cristiana de la alegría, fundamental en una persona que vive intensamente su fe. Habló también de la caridad, de tratar bien al prójimo, como algo clave y muy cotidiano en un espacio de convivencia como es un colegio.

Durante el recreo, entre las 11.30 y las 12.00, don Juan José departió con los profesores en el «café» que habitualmente comparte el equipo educador en ese momento de la jornada. Se sumaron algunas familias que habían venido para la ocasión.

A continuación tuvo lugar un encuentro en el salón de actos con los mayores del colegio, los alumnos de 4º de ESO y Bachillerato. A muchos de ellos les había confirmado en años anteriores y otros están recibiendo la catequesis previa para recibir este sacramento. Durante la tertulia-coloquio salieron temas muy interesantes sobre la actitud de los jóvenes en la Iglesia y entre sus iguales, las nuevas tecnologías y la Iglesia, la figura del Papa Francisco o la crisis de vocaciones sacerdotales. Don Juan José supo intercalar vivencias personales muy oportunas mientras respondía a las preguntas que le planteaban animando siempre a ser fuertes y a no tener miedo a manifestar la fe. El obispo hizo especial hincapié en la idea de representar la fe cristiana con valentía en la vida pública. También habló de las vocaciones sacerdotales, que hoy están sufriendo una crisis importante en nuestra diócesis aunque no en nuestro país, y por las que el obispo pidió muchas oraciones.

Al terminar este encuentro el Obispo se acercó a las aulas de los más pequeños. Fue clase por clase para visitar a los alumnos de 1º, 2º y 3º de Primaria. Después de saludarles rezaron juntos algunas de las oraciones que los pequeños conocen. Con los de 3º de Primaria se detuvo más tiempo y les animó a prepararse muy bien para la 1ª Comunión, sacramento que casi todos los alumnos recibirán durante este curso.

Por último, estuvo unos minutos con los padres y madres catequistas a quienes animó a formar a sus hijos con ejemplaridad, y ante quienes subrayó la importancia de la familia en la educación académica, cristiana y personal, de los niños.