Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

MIÉRCOLES 30 SEPTIEMBRE


Se acerca ya el regreso a España de nuestro alumnos y hemos querido recopilar algunas de las experiencias e impresiones que han vivido a lo largo de este mes.

Cada tutoría nos ha permitido conocer un poco más como es su día a día, las relaciones con su familia de acogida, las primeras impresiones con sus compañeros de aula y un largo etcétera.

Jaime Anadón nos contó que «El primer día me sorprendió que nos hicieran ir con los «Junior», que son los niños de 4 y 5 años para hacernos cargo de ellos, acompañándoles al recreo y comiendo con ellos, hasta que poco a poco pudieron independizarse».

De esta manera, los alumnos más mayores toman ya ciertas responsabilidades y facilitan los primeros días de clase a los nuevos alumnos. También asegura estar muy satisfecho con la mejoría en su nivel de inglés, «ya que esa es una de las principales razonas por las que estoy aquí».

Marcos Cortajarena afirmaba que estaba realmente contento y que notaba como había mejorado el idioma y que, aún teniendo ganas de volver, estaba disfrutando su estancia en Dublín, aunque echaba de menos el «jamón serrano». A lo largo de las tutorías hemos comprobado lo integrado que se encuentra Marcos, siendo varios los compañeros que se interesaban por sus visitas junto con el reconocimiento por parte de varios profesores de su compañerismo.

Por último y no por ello menos importante, Alvaro Calvo, quien nos presentó a una de sus profesoras, la cual estaba encantadísima con él y alababa su excelente nivel en Matemátic, remarcando su buen comportamiento y actitud en clase. Aunque sus primeros días se le huicieron un poco cuesta arriba, ya estaba perfectamente integrado y muy contento de participar en esta experiencia. 

En las próximas entradas seguiremos hablando del resto de nuestros alumnos, a los que damos ánimos en sus últimos días en Irlanda.