Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

A mediados del mes de enero, los alumnos de 2º de Bachillerato disfrutamos con Carmen Fernández, filófoga y miembro del Consejo Asesor del Programa Excellence, de una interesante sesión de Libroforum.

En ella, aprendimos a mirar el libro «1984», de George Orwell, de otra manera. Hablando con Carmen, nos dimos cuenta de cosas que no habíamos apreciado al leerlo por primera vez, y nos enseñó a leer de una manera más profunda, centrándonos, sobre todo, en el trasfondo de la historia.

Gracias a sus hábiles apuntes, pudimos comprender la importancia que tienen las circunstancias personales del autor en el momento de escribir la obra, la sorprendente relación del autor con España, la intencionalidad de la obra y lo curioso que resulta, en este caso, comparar lo que cuenta Orwell en esta distopía, en la que un gobierno centralizado domina la vida de los ciudadanos, con sucesos tan actuales como los casos de espionaje entre gobiernos y la falta de privacidad de la población en general.

Agradecemos encarecidamente a Carmen Fernández el haberse acercado hasta el colegio y compartir su tiempo y su pasión por la literatura con nosotros. Será un placer volver a contar con su presencia en futuras reuniones bibliófilas.