Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

JUEVES 1 DE OCTUBRE

Estamos apurando ya los últimos días en Irlanda para la gran parte de nuestro alumnado y seguimos recopilando sensaciones. Ha sido un mes lleno de actividades, viajes, nuevas amistades y sobre todo una experiencia vital difícil de igualar. Íñigo Rubio nos comentó que los dos primeros días le resultaron algo duros, “más que nada por la incertidumbre que tienes con la familia y el colegio” pero que el lunes, tras volver a ver a los compañeros españoles y sentirse muy bien recibido en su hogar irlandés, “las sensaciones fueron mucho mejores”. Iñigo tiene pensado apuntarse a un club de tenis cerca de su vecindario y ya está perfectamente integrado en el día a día de Dublín. Miguel González nos dijo que le costó hacerse a la idea de alejarse de sus compañeros por un mes, pero que enseguida supo adaptarse a las costumbres irlandesas, la familia y el nuevo alumnado, aunque destaca que “comen demasiadas patatas”. Está muy contento con sus avances en el inglés, “que es para lo que he venido” y destaca la salida cultural al “Wax Museum” y a “Grafton Street”, donde pudo realizar compras para toda la familia. Aunque todos tienen ganas de volver, afirman que están disfrutando y aprendiendo más de lo que esperaban y que la experiencia está siendo única.