Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

 

Más de 130 personas entre padres y profesores se reunieron el viernes por la noche para celebrar un año más la tradicional cena de Navidad. Comenzamos con el pregón navideño donde se nos habló principalmente de dos cosas: de cómo hacer felices a nuestros hijos haciéndoles testigos y partícipes del amor conyugal y de la importancia de vivir la Navidad como lo que realmente es, la celebración de la encarnación del Hijo de Dios.

Tras el pregón, fuimos tomando asiento y disfrutamos de una excepcional cena amenizada con actuaciones de un mago quien fue, mesa por mesa, arrancando los aplausos de todos los presentes. Este mismo mago, después, realizó un espectáculo de luces e, incluso, hizo levitar a una madre y, más tarde, a cuatro profesores. Realmente nos dejó a todos con la boca abierta. Como también nos dejó con la boca abierta Pedro Arrieta, aunque esta vez fue de risa. ¡Menudo monólogo sobre las tutorías! A ver qué nos prepara para el año que viene porque el listón lo pone cada vez más alto. Tuvimos ocasión de ver un reportaje fotográfico con las mejores imágenes que nos ha dejado este 2014 que ahora se despide.

Luego, tras los postres, hubo música jazz en directo y el tan ansiado «Quiz Las Fuentes». Este año fue tan difícil que ni siquiera los profesores pudimos ayudar tanto como quisimos… Después se repartieron los premios y la velada fue llegando poco a poco a su fin.

Sin duda, nos quedamos con ganas de hacer más a menudo reuniones de este tipo; madres, padres y profesores todos juntos. Ya falta menos para la cena del año que viene…