Un grupo de voluntarios del colegio se acercó, a través de Cáritas, a echar una mano en la campaña de los Temporeros. El agradecimiento de los trabajadores es la mayor recompensa para nuestros alumnos que, de manera solidaria, decidieron ayudar a estas personas necesitadas. El compromiso del Colegio con la sociedad es aportar alumnos capaces de cambiar el mundo y pequeños gestos como éste, lo hacen posible.

 

Las acciones solidarias, la atención y dedicación de tiempo y recursos a quienes más lo necesitan, forman parte del día a día del colegio. Una educación coherente con el desarrollo de las personas ha de favorecer valores como la generosidad, el compromiso y el cuidado de los más frágiles.

 

Noticia aparecida en Rioja2: https://www.rioja2.com/n-156779-2-una-noche-en-el-dispositivo-para-trabajadores-temporeros-es-un-paso-enorme-hacia-la-dignidad-humana/