Un año más, el colegio estuvo de romería. A pie, en bicicleta o incluso de convivencia. Los distintos cursos de colegio se lanzaron a las inmediaciones del colegio y de Logroño en busca de una ermita mariana para honrar a nuestra Madre en el mes dedicado a ella.

Nalda, Sorzano o Vigura, Viana y Albelda. Mientras los alumnos de Primaria hacían sus romerías andando, los alumnos de Secundaria pedalearon duro para llegar a sus destinos.

Las Romerías fomentan nuestra fe en la Santísima Virgen y nos permiten poner a sus pies las preocupaciones de cada uno.

Mención aparte merece la convivencia en Torreciudad de los alumnos de 6º de Primaria, que pasando por el Pilar, agradecieron a Nuestra Señora el final de una etapa y pidieron ayuda para la que en unos meses empiezan.