Antes de que empiece el curso escolar, un grupo de alumnos embarcó rumbo a Dublín para participar en el proyecto de Irlanda durante el mes de septiembre.

Los alumnos de 6º de Primaria y 1º de ESO acompañados por el profesor Ramón Ruiz, quien asumió el papel de tutor personal durante todo el viaje, vivieron en familias dublinesas y acudieron al colegio como si de alumnos irlandeses se tratase.

Más allá de asistir a diferentes instituciones educativas, como el st. Mary’s ns de Blessington, los estudiantes tuvieron la oportunidad de vivir experiencias inolvidables. desde recorrer de arriba abajo la bulliciosa Grafton Street hasta relajarse en el parque saint Stephen’s Green, pasando por la mágica ciudad de Dublín, donde el ambiente de música en vivo y actuaciones en la calle les cautivó.

Los estudiantes tuvieron la oportunidad de sumergirse en la historia vikinga y medieval de Dublín en el famoso museo DUBLINIA, donde pudieron interactuar con objetos históricos, paneles informativos y videos educativos.

Esta “salida de su zona de confort” supone un aprendizaje con todas las letras. Practicar un idioma en su contexto y defenderse en el día a día son claves para fomentar el alumno trilingüe que propone el colegio en su perfil, pero además, existe un conjunto de circunstancias que enriquecen mucho el programa y que repercuten directamente en la formación integral del alumno. Los participantes asumen de manera espontánea pero con esfuerzo una adaptación a una cultura y unas costumbres que les enriquecen sobremanera.  Por último, cabe destacar el enriquecimiento cultural gracias a las actividades y visitas que proporciona este programa de inmersión lingüística.

No hay duda de que el intercambio a Irlanda, de la mano de Rockbrook, ofrece una inmersión completa en el inglés y una experiencia de vida que permanecerá en la memoria de estos jóvenes para siempre. irlanda, una tierra de historias y aventuras, ha dejado una huella imborrable en nuestros valientes exploradores adolescentes.