• Español
  • English

Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

000
Select Page

Las Fuentes es un proyecto educativo de identidad cristiana, basada en las enseñanzas de la Iglesia católica, que promueven una unión coherente entre fe, pensamiento y vida.

Dentro de su marco jurídico estrictamente civil, sin ser un centro de la Iglesia Católica y con gran respeto a la libertad de las conciencias se propicia entre los padres de los alumnos, los profesores, el personal no docente, los alumnos y los antiguos alumnos, el conocimiento y la práctica de la fe y la moral católicas, de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia y el principio de voluntariedad.

La formación doctrinal de los alumnos está a cargo de los profesores de religión y de los capellanes, cuyo nombramiento se solicita al Opus Dei. La formación religiosa que se imparte en los colegios se ajusta a las directrices de la Conferencia Episcopal Española para los programas de la asignatura de Religión.
La comunidad escolar puede acudir siempre que lo desee a la atención espiritual personal que proporciona la Capellanía del Colegio.