• Español
  • English

La persona, lo primero. 

Te acompañamos en el camino.

000
Select Page


Por quinto año consecutivo, un grupo de alumnos de nuestro colegio ha disfrutado de unas semanas viviendo en Irlanda, acogidos por familias de Dublín y asistiendo a clases en colegios católicos de la ciudad.

Un grupo de 20 alumnos ha participado en el programa de inmersión lingüística que el colegio ofrece como actividad complementaria en el marco de nuestro proyecto trinlingüe,  asistiendo a las clases en colegios irlandeses como un alumno más, y descubriendo una cultura diferente para todos. Estuvieron asistidos en todo momento por varios profesores de Las Fuentes, que se desplazaron hasta allí con la finalidad de seguir e impulsar de cerca su progreso en las competencias lingüísticas en inglés y favoreciendo su integración en el entorno.

Este proyecto viene avalado por la experiencia de los años previos y la del grupo COAS. Los alumnos que han podido participar de esta experiencia la consideran un acierto, y no dudan en recomendarla a sus compañeros y a los compañeros de las siguientes promociones.

Tal y como hemos podido saber a través del blog que han mantenido actualizado los profesores participantes, y al que se puede acceder a través de la web del colegio, todas las actividades que han desarrollado los alumnos en Irlanda, tanto culturales como deportivas y de ocio, han contribuido a mejorar su inglés y al desarrollo de sus competencias, especialmente la compresión y la expresión oral.

Con estas actividades han tenido oportunidad de conocer la cultura irlandesa de cerca. Guardarán grandes recuerdos de las visitas a los parajes naturales de Glendalough, el complejo monacal construido en el siglo VI y activo durante mil años, y al castillo de Trim, ejemplo de la arquitectura civil normanda y que incluso aparece en la película “Braveheart”; o la emoción vivida viendo la final de dos de los deportes más típicos de Irlanda: el fútbol gaélico y el hurling.

En estas semanas en Dublín, ciudad que han conocido en profundidad, ha habido tiempo para todo: deportes, compras, actividades al aire libre, e incluso celebraciones de cumpleaños.

Pero todo lo bueno llega a su fin, y a nuestros alumnos les toca volver a casa. Para el año que viene quedan las ganas de repetir y las impresiones de los que participaron este año: “hemos aprendido una pasada de inglés”; “muy recomendable a la hora de conocer culturas y costumbres diferentes”; “se aprende más de lo que la gente piensa”.