Ese momento relajado y tranquilo para comentar, avanzar y crecer. Ángel Aramayo y Nacho Martínez en el jardín del colegio allá por el año 2006. ¡Cuántos buenos recuerdos para avanzar juntos!