Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

Telegrama del Papa Francisco por el fallecimiento del prelado del Opus Dei >>>

A las 21:10 del 12 de diciembre, en la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, ha fallecido Mons. Javier Echevarría, obispo y segundo sucesor de san Josemaría, fundador del Opus Dei.

El prelado tuvo un encuentro con familias, profesores y personal no docente de COAS el 20 de marzo de 2009. En este encuentro Mons. Echevarría animó a los asistentes con un mensaje esperanzador ante los retos educativos y las dificultades de la sociedad actual. Dijo que “igual que en los primeros años de Cristianismo los Apóstoles lograron cambiar la sociedad, el cristiano de hoy con oración, ejemplo y trato personal de amistad puede transformar el mundo”.

Los colegios de COAS surgieron como consecuencia de que san Josemaría Escrivá alentara a un grupo de padres la necesidad de crear colegios donde se impartiera una honda formación integral, académica, humana y cristiana.

Todas las misas que se celebren en el Colegio a lo largo del día 13 las ofreceremos en sufragio por él y, sin duda, serán oraciones “de ida y vuelta”.

Para conocer más sobre esta noticia, puede seguirse este enlace:
http://opusdei.es/es-es/